Alquiler de Aulas

Alquiler de Aulas
Haz clic en la imagen para mas información

"La Serie Rosa"




Ese televisor sin control remoto, que hoy no funciona, fue el cómplice de cada domingo a las once de la noche. Siempre después de “Goles en acción”, por aquel canal 13 que aún se dejaba ver. Pocos minutos después de saber si Chemo del Solar había jugado un buen partido con el Tenerife en el “bloque de fútbol internacional”, apagaba la luz, bajaba el volumen, me fijaba si todos se habían dormido y me reencontraba con mi secreto mejor guardado: “La Serie Rosa”. Si ese viejo Samsung de trece pulgadas reviviera para delatarme tendría que aceptar mi culpa pero no la pena. Porque los delitos en el Perú prescriben, porque el voyeurismo aquí es un crimen sin castigo.
Fui un travieso voyeurista. Y tú también, y tú más. Un mirón, un arriesgado fisgón que se aprovechaba del fácil sueño de su hermano mayor. Un curioso que llegaba ojeroso al colegio los lunes. Un adolescente agrandado de la peor calaña que esperaba a la hora del recreo para hablar con los amigotes sobre el último capítulo de la “Serie Rosa”. Fui, también, un fabricante de mentiras para que nadie me apague el televisor. Un pequeño amante del fútbol que se impacientaba con los monólogos de Alberto Beingolea antes de abrir paso a esas historias de siglos pasados con erotismo juguetón. “La Serie Rosa” fue para muchos el programa prohibido que nadie dejó de ver.

Nunca me descubrieron con el canal 13 encendido después de las once. Tampoco lo hice todos los domingos. Solo unos cuantos, pero los suficientes como para sentir que había pecado. Del verbo pecar, del verbo confiésate. Porque era acólito (o sacristán) en esos años y me sentía aturdido y abrumado. ¿Cómo definir la contemplación de un espectáculo erótico en el sacramento de la confesión? “Dile al padre que fueron actos indebidos”, me susurró una amiga en vísperas de una Semana Santa. Y mientras me decía eso, yo la alucinaba con dejo español señalándome el confesionario con imberbe coquetería.
Acto indebido a los doce años: dícese de esa inquietud por ver lo oculto, por mirar a través de la rendija, por encender el televisor después de las once de la noche. No solo fueron los 28 capítulos de media hora que trajo “La Serie Rosa”, esa producción de la televisión pública francesa nacida en 1986 para competir con los canales privados que habían incluido espacios para el cine porno. No, la tentación no acababa allí. ¿Quién no vio alguna emisión del atrevido (para esos años) “Colpo Grosso”? ¿Alguien tendrá algún video de “Las Chicas de la Oficina”?.
Todos esos programas eran transmitidos por Global Televisión, un canal entrañable para esa época. Tenían las mejores series (Belvedere, ¿Quién manda a quién? y Dos perfectos desconocidos), el mejor programa deportivo (Goles) y ese espacio “hot” que para muchos fue el primer contacto con lo más primitivo de la libido. Hoy, el canal 13 agoniza con programas enlatados y con dibujos animados que subestiman a los avispados niños de hoy.
Ese guiño con lo picaresco que fue para algunos “Serie Rosa”, lo fue para los más noveleros “Doña Bella” o la reciente “Presencia de Anita”. Para los más clásicos estaban “Los pecados de Inés de Hinojosa”, para los patriotas “Una noche con Susan” y para los lectores existía la revista VEA con Leslie Stewart en la portada.
Pero este post no está escrito solo para hombres. Hace un mes mi amiga G. me llamó un sábado por la madrugada para contarme que se iba a (re)encontrar con su ex. Estaba algo tomada y melancólica. Su único rastro de buen humor lo dejó en su despedida. “Solo tú sabes que voy a tropezar de nuevo, por eso guardad celosamente el secreto”. Colgó riéndose y me dejó con esa pregunta que nunca le hice a las chicas de mi edad. ¿Ustedes también veían la “Serie Rosa”? Quizá sean pocas, pero son. Hablen.
Siempre después de “Goles en acción”. A las once y algo de la noche. Ante lo explícito que hoy nos acompaña en cine y televisión, “La Serie” solo sería un cuarto de hora de ‘calentura’ para los más tímidos. Una inocentada que por alguna extraña razón a muchos les sigue costando mencionar. “La Serie Rosa” sigue sonando a culpa entre padres de familia que se recuerdan en sus años de secundaria. Quizá ellos, al igual que yo, tampoco se confesaron. Ninguno de estos señores le contará a sus amigos que ya estuvo por Polvos Azules para comprarse toda la colección de la “Serie”. Ninguno se despedirá de los demás deseándoles que la “noche les sea propicia”.
Para los que quieren ver los videos de la Serie Rosa nomas hagan clic Aqui

13 comentarios:

  1. aja creo q me conoces porque acabas de describir parte de mi vida de adolecente ejejje soy de lima del rimac tengo 25 años y me gustaba ver ese programa tanto tiempo a pasado.... creo q los q ledaban raiting a goles en accion eramos todos nosotros los adolecentes q esperabamos q terminace su comentarios........ ejejjeje que epocasss

    ResponderEliminar
  2. Solamente podré decir... casi me haz hecho llorar con ese topic... mi infancia desde los 9 fue la "Serie Rosa".

    Apunte... respecto a la pregunta a tus amigas, te cuento que si... existieron... me acuerdo de una amiga mia, unos años mayores que yo... como sabes la inocencia aun me embargaba y le dije riendome una vez, veo la Serie Rosa...

    y ella me respondió, ayer dieron la de la mucama, el patrón y su sobrino... la viste??? y yo... :o!!!

    Años después, "mas mayor" pasó por "cajatambo" xD!!!

    ResponderEliminar
  3. Mi sobrino Omar venia a casa (vivia al lado y su mamá no lo dejaba ver TV los domingos de noche) dizque para ver Goles En Accion, noté que despuyes del pesado de Beingolea , bajaba el volumen , espiandolo con mi pàreja me dí cuenta que lo que el pajkerazo veia era la Serie Rosa y me ví todos los capítulos porque los repitieron com 2 años. Sócrates

    ResponderEliminar
  4. Asuuu aquellos tiempo en donde pensaba que con los besos se embarazaba a una chica jajajaj... se podria decir k esta fue la primera peli porno k vi en mi vida ja..haber todo comenzo cuando tenia aprox 11 años y tenia unos vecinos que eran dos hermanos uno de 13 y el otro de 10, como todo niño yo jugaba con ellos pero un dia me comentaron k ellos veian un programa de tv los domingos en la noche donde salian mujeres desnudas. guau dije ese domingo en la noche sus padres salieron y nosostros en su salita nos acomodabamos para ver,,,ai fue mi primer contacto visual con lo prohibido para esa edad,,, a apartir de ai,, se me habrio un mundo de maneras ingeniosas de ver la seri rosa sin k mis padres me descubram..

    ResponderEliminar
  5. buenas epocas no? kien no ha esperado inpasientemente los domingos x la noche siempre chekeando k todos esten dormidos y bajar el volumen solapa nomas despues de goles en accion para meterse una emfermada de cerebro maldita jajaja. en esos tiempos era muy comlicado adseder aun video porno como lo es ahora dos x cinco lucas en el hueco y se los venden a cualkiera los conchudos. saludos

    ResponderEliminar
  6. ah si! quien no ha espersado los domingos con impaciencia , despues de ver los goles de beingolea , para quedar atrapadao primero por la serie rosa? esas historias picantes y deliciosas a la vez? me quede prendado con el capitulo "el invernadero" , para mi gusto el mejor , sin dejar de lado otros tantos como la mandragora, la corte de los medicis , entre otros, de ahi ver "las chicas de la oficina" , no hay regustros de esa serie en internet, se que es una serie canadiense de prncipios de los 80s , esas chicas ... Liz, la que follaba a su sobrino, la famosa señora Cristopher , una mujer deliciosa,me acuerdo que habia una escena en la que ampayo a liz follando en la ducha con uno de los empleados. y habia un par de gringas bien ricas, ah tambien habia una asiatica bien tetona y una chica que termino acostandose con unos gemelos. que epocas, solo los televisores de la epoca y tantas manuelas son testigos de esa epoca! ah y de lunes a viernes, era de ley Colpo Grosso , las chicas chin chin !!!

    ResponderEliminar
  7. mucha nostalgia, pero como hacemos los que no tenemos accesos a polvos rosados pa comprar la colección alguien lo puede subir al internet se lo compro

    ResponderEliminar
  8. Sin dudas a mi me gustaba mucho Las Chicas de la oficina y mi favorita era la señor Chapman que derrpaba sensualidad y erotismo, cierto no se veia y como mucho un poco de senos y un poco de pelusa pero hubiera querido ver mucho más, que mal
    a ver si alguno nos trae noticias de donde encontrar esta serie...
    Igualmente la serie rosa tambien era una muy buena serie me gusto mucho " La Sonámbula" y " El secreto de la Mandragora" tambien habia otro de los hermanos, que el señor de la casa los asustaba, pero que uno de ellos le da de parado a la señora de la casa

    ResponderEliminar
  9. hermano pareces q me has descrito , actualmente tengo 30 años, esa epoca de mi adolescencia esperando que mi difunto padre se vaya a dormir para ver todos los goles el "q ha sido de tu vida"
    de Goles en accion.
    Por cierto "latigasos" fue la mejor.

    ResponderEliminar
  10. tantos recuersos csm
    los lunes me levntaba ojerosos y aun chorreando listo para tirarme a la chola
    en esa epoca en polvos conseguias VHS porno pero ochenteros a 5 lucas (hoy equivaldrian a 7.50 soles) pero los tios no te vendian asi nomas y tenias q darles mas
    ahora puedes conseguir porno todo el dia y en Cd comprar por cajas csm

    ResponderEliminar
  11. Muchos recuerdos, por aquí en Colombia tuvimos las mismas "prácticas solitarias", veíamos muchos canales peruanos -que épocas!!!- Global, América, Frecuencia latina o 2, Panamericana, en la llamada irónicamente "perubólica" como se conocía la señal de TV por cable. La Serie Rosa y muchos otros programas, además del fútbol peruano y sus equipos -que no se si todavía existe (el Pesquero de Chimbote, el Muni, Unión Minas, etc) son referentes de las personas de mi generación y hoy en día mucho nos reímos recordándolos. Saludos. Pablo.

    ResponderEliminar